Virus ASESINO

Descubre los VIRUS que actúan como ASESINOS alrededor de todo el mundo, matando a miles de personas.

Video subido por: insolito, el día: 06-05-2017, en la categoría de: ¿qué son Virus y bacterias y por qué?, Videos Misterio

Un virus (en latín significa toxina o veneno) es un pequeño agente infeccioso que sólo puede replicarse dentro de las células de otro organismo. Los virus se encuentran dondequiera que haya vida y probablemente hayan existido desde que las células vivas evolucionaron por primera vez. Los virus no tienen su propio metabolismo y requieren una célula huésped para fabricar nuevos productos. La gama de efectos estructurales y bioquímicos (es decir, citopáticos) que tienen los virus en la célula huésped es extensa. La mayoría de las infecciones virales eventualmente resultan en la muerte de la célula huésped, es decir, actúan como auténticos asesinos. Las causas de muerte incluyen lisis celular, alteraciones de la membrana superficial de la célula y varios modos de muerte celular programada. Algunos virus no causan cambios aparentes a la célula infectada. Las células en las que el virus está latente e inactivo muestran pocos signos de infección y funcionan normalmente. Esto causa la infección persistente y el virus está inactivo por muchos meses o años.

 

Algunos virus pueden hacer que las células proliferen sin causar malignidad, mientras que otras son causas establecidas de cáncer. Los organismos humanos utilizan un programa de muerte celular controlado genéticamente que previene la propagación de la infección viral y mata al virus. Entre el 19 y el 21 de noviembre de 2009, con el patrocinio de la Revista de Medicina Interna, la Fundación Sueca para la Investigación y la Sociedad Sueca del Cáncer organizaron una conferencia en Estocolmo titulada: "Matar o ser asesinado. Estrategias de evasión viral e interferencia con la maquinaria de la muerte celular ". 

 

Para evitar la infección, hay algunas cosas que probablemente debes hacer: lavarte las manos, tener cuidado al estornudar, dormir mucho, no frotarte los ojos (especialmente después de tocarte la nariz), comer muchas frutas y vegetales. Después de todo, un virus frío puede sobrevivir en la mano de alguien durante un par de horas o durante varios días en algunos materiales. Lo cujal permite que se propague y empieza la ola de asesinatos.

Incluso los desinfectantes de manos que muchas personas usan no eliminan todo. Y una vez que están en el cuerpo, los virus son muy difíciles de matar - los antibióticos son impotentes contra ellos y las vacunas para la gripe y algunos otros virus deben cambiarse cada año para adaptarse a las nuevas cepas. Afortunadamente, nuestro sistema inmunológico puede luchar contra muchos virus, pero algunos, como el Ebola o incluso la gripe, pueden ser mortales.


Las células NK (por las siglas de su denominación en inglés, natural killer, "asesina natural" en español) también conocidas como células asesinas son un tipo de linfocito pertenecientes al sistema inmunitario. También se las conoce como células nulas. Morfológicamente son prácticamente indistinguibles a los linfocitos grandes excepto por los gránulos que contienen. También se les llama tercera población ya que cuando se conocieron bien los linfocitos T y B por marcadores, las células NK no acoplaban estos marcadores (ni de B ni de T).

Las células NK son componentes importantes en la defensa inmunitaria innata. Comparten un progenitor común con los linfocitos T. Son originarias de la médula ósea y son grandes y granulares. Estas células no destruyen los microorganismos patógenos directamente, teniendo una función más relacionada con la destrucción de células infectadas o que puedan ser cancerígenas. No son células fagocíticas. Destruyen las otras células a través del ataque a su membrana plasmática causando difusión de iones y agua para el interior de la célula aumentando su volumen interno hasta un punto de ruptura en el cual ocurre la lisis. Las células NK están químicamente caracterizadas por la presencia del marcador CD56 y ausencia de CD3.

Las células NK, destruyen determinadas células dianas. Son inespecíficas y responden desde el primer momento. Las células NK también destruyen células tumorales o infectadas por virus por una muerte programada (apoptosis). Se cree que estas células detectan a la célula diana por reconocimiento del glicocálix anómalo. También se cree que las reconocen cuando las células infectadas o tumorales pierden la MHC de clase I, las cuales inhiben la acción de las células NK.